Formación en virtudes

 
 
Uno de los pilares de nuestro proyecto educativo es la educación en valores cristianos y humanos y uno de nuestros objetivos claves en el  PreSchool es lograr que los padres se involucren, de manera eficaz, en la educación de la voluntad de sus hijos a través de nuestro Plan de Formación. La meta es motivar de manera lúdica y significativa hábitos buenos que con el tiempo se conviertan en virtudes de urbanidad, orden, obediencia, amistad, responsabilidad, sinceridad, fortaleza y generosidad.
 
Si desde edades tempranas hacemos que los niños adquirieran hábitos, los acercaremos a lo valioso e  iremos moldeando la conciencia moral.
 
En el PreSchool, entre consignas, metas en el aula, sorpresas,  canciones, cuentos, dramatizaciones, títeres y actividades  divertidas, los niños van descubriendo lo importante de hacer el bien.
 
Pero el éxito de este trabajo depende, ante todo, del aporte cercano de los padres porque la familia es y será siempre, la mejor escuela de virtudes.

Cuando los niños ven que sus padres participan, juegan, cantan, inventan historias y celebran sus esfuerzos y logros,  se sienten seguros , valiosos y quieren ser mejores.
 
El Plan de Formación es una invitación para padres, maestras y niños y es a su vez un reto que nos exhorta a esforzarnos en ser mejores personas para dejar huella en Padres y maestros. Somos un gran equipo que tenemos un mismo fin: 
 
Educar excelentes personas.